La Filosofía: Orígenes y características de la filosofía griega o “antigua”

Dar un concepto a la palabra filosofía resulta complicado, puesto que su percepción responde a las características históricas de un momento dado o, como diría Dilthey en su obra La esencia de la filosofía: “parecería que las distintas épocas hubiesen asociado a la hermosa palabra filosofía, acuñada por los griegos, imágenes y percepciones distintas”.

La palabra Filosofía viene del griego antiguo φιλοσοφία, que significa “amor por la sabiduría”. Sin embargo, esta palabra implica dos significados: el primero, es el de la investigación autónoma o racional, independientemente de su campo de desarrollo; es decir que todas las ciencias forman parte de la filosofía. El segundo significado, más concreto, expresa una indagación específica que en cierto modo es esencial para las demás, empero no las contiene en sí.

Los inicios de la filosofía como tal (es decir, como investigación), se remontan a Grecia y su manifestación comienza en las cosmologías míticas, en las sentencias de los Siete Sabios y, sobre todo,  en la reflexión ético-política de los poetas.

La filosofía griega se divide en cinco períodos:

  1. Período cosmólogico, que comprende las escuelas presocráticas.
  2. Período antropológico, que comprende a los sofistas y a Sócrates.
  3. Período ontológico, que comprende a Platón y a Aristóteles.
  4. Período ético, que abarca al estoicismo, al epicureísmo, al escepticismo y al eclecticismo.
  5. Período religioso, que comprende las escuelas neoplatónicas y sus afines.

El primer representante de la filosofía griega es Tales, quien además era uno de los Siete Sabios. Tales de Mileto, como es conocido, fue el fundador de la escuela jónica. Él creía que el agua es el origen de todas las cosas y que a ella se hallaba unida una fuerza activa y transformadora; quizá por esta razón Tales afirmaba que  “todo está lleno de dioses” y que el imán tiene alma porque atrae al hierro.

Sin embargo, los representantes más destacados de la filosofía griega llegarían mucho tiempo después de Tales de Mileto. Estos serían Sócrates, Platón y Aristóteles.

Sócrates, quien fue maestro de Platón, es conocido por su especial investigación del hombre en torno al hombre. Es decir, apropiándose del viejo dicho délfico “conócete a ti mismo”, Sócrates sostenía que el verdadero conocimiento debía provenir del interior de cada uno. Es considerado el padre de la mayeútica, es decir, el método mediante el cual el maestro le formula preguntas a su discípulo haciendo que éste descubra nociones que en él estaban latentes.

Platón, por su parte, es conocido por su doctrina idealista. Él sostenía que detrás de todo lo que existe, hay algo llamado Idea. Es decir, detrás del “mundo de los sentidos”, que es aquél que está formado por la materia, se encuentra el “mundo de las ideas”.   Estas ideas se encuentran determinadas de la siguiente manera:

  • Las ideas son los objetos específicos del conocimiento racional.
  • Las ideas son criterios o principios de juicio de las cosas naturales.
  • Las ideas son causas de las cosas naturales.

Aristóteles, por el contrario, sostenía que no existe una “idea de”. Es decir, las cosas en la naturaleza poseen cualidades específicas de lo que son. Para él, la filosofía se debía encaminar hacia la constitución de las ciencias, en las cuales no se deja de lado ningún aspecto de la realidad.

Tiempo después de la muerte de éstos tres filósofos, nacieron algunas escuelas conocidas como “escuelas post-aristotélicas”, las cuales fueron:

  1. Escuela estoica: nace como complemento de la filosofía cínica y, al igual que ésta, su cometido no es buscar el conocimiento por medio de la ciencia, sino la felicidad por medio de la virtud. También sostiene que el ser humano debe reconciliarse con su destino.
  2. Escuela epicúrea: la felicidad es entendida como la liberación de las pasiones. En este sentido, la filosofía es el camino mediante el cual el hombre consigue ser feliz, ya que ella debe liberar al hombre del temor a la muerte y a los dioses, y también demostrar tanto la accesibilidad al placer como la lejanía del mal.
  3. Escuela “escépticista”: la tranquilidad del espíritu (o sea la felicidad), se consigue rechazando cualquier doctrina establecida y llegar,  por ende, a la ataraxia (serenidad).
  4. Escuela “eclecticista”: busca el terreno apropiado donde las anteriores escuelas se concilien y, con ello, limar el antagonismo que las separó en el pasado.

Fuente complementaria: Abbagnano, Nicolás. Historia de la filosofía [Libro en línea]. Disponible en: http://www.proteus.1afm.com/abbat101.html

Anuncios

Acerca de Karen Quintero Castañeda

Venezolana. Comunicadora Social. Community Manager. Trabajo desde casa, aunque no me creas.

Publicado el julio 10, 2009 en filosofía. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. me gusta el estilo de tu blog, està muy fino!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: